blank
Víctor Marín

DE TRADICIONES Y ENCANTO

blank
Víctor Marín*

 

(VIERNES 13 DE AGOSTO, 2021-EL JORNAL). Quién de nosotros no ha visto en las calles de nuestros pueblos y ciudades ese animalito feo, flaco y maltratado; quién no ha visto un perro callejero.  No sabemos de dónde y cómo aparecen, lo cierto es que allí están. Y es un noble y extraordinario animal.

Usted lo identifica porque es feo y flaco, algunos casi que se les ven las costillas, la gente les dice que son zaguates cruzados con caquero, se les ve a veces tristes, pero también se alegran y mueven la cola ante un pedazo de pan, se les ve en los parques, en las calles y en algunos lugares más serios, en la misa, por ejemplo, no falta un perro callejero, hasta cuando se está celebrando un matrimonio, en la plaza de fútbol, en la cantina acompaña a los borrachitos y hasta se mete en los pleitos, en los turnos corren con los payasos, en los conciertos, en las reuniones cuando llega el político, y hasta el presidente de la República: allí está presente el noble animal.

Queramos o no, el perro callejero es un elemento de nuestras Tradiciones y Encanto, a veces nos da cólera, pero también nos sacan risa y quizá en un futuro lejano, cuando ya no existan, el hombre los conocerá por fotos y libros y los va añorar. Por eso si ve uno no le pegue la patada, no lo maltrate, por el contrario, si puede darle de comer, mejor aún…pues recuerde que el perro es el mejor amigo del hombre.

*El autor es escritor. LEA UNA NUEVA COLUMNA DE TRADICIONES Y ENCANTO CADA VIERNES

Artículo anterior‘Mercadito Memorias’ tiene locales disponibles en centro de Acosta
Artículo siguienteLa ruta 301 entre Acosta y Parrita nunca estuvo en planes de ser pavimentada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí