Esto es un vacilón

blank

(MARTES 07 DE JULIO, 2021-EL JORNAL). La Selección de Costa Rica no deja de dar sorpresas: ahora, ante la lesión de Bryan Oviedo, el convocado es Luis Díaz, quien no participó de los entrenamientos con la Tricolor por estar lesionado, aunque jugó el domingo anterior con su equipo el Columbus Crew.

Alguien en este entramado carnavalesco que es la Federación de Fútbol y su Selección no está diciendo la verdad y nada más que la verdad, como se reza al comienzo de los juicios reales en el momento en que se interpela al testigo.

Díaz había dicho que él había informado en tiempo y forma a la Federación. La Federación respondió con un comunicado que no pretendían llevar a un jugador a la Copa de Oro que no estaba al 100 por ciento.

Ahora, como por arte de magia, Díaz está al cien por ciento en término de dos días y estará en la Copa de Oro dada la salida del lateral izquierdo.

Esta es una comedia pobre, gris y muy mal escrita por un guionista que se evidencia en cada puesta en escena y que indudablemente no conoce bien su oficio, y cuando ello pasa, tenemos historias mal contadas, previsibles y a las que se les ven las costuras.

La magia de contar historias, dicen los avezados en el oficio, es que quien las escucha no se cuestione cómo han surgido y se deje llevar por los parajes de la historia.

No es lo que sucede con la Federación de Fútbol donde se aprecia que necesitan, al menos, un curso básico de “storytelling” para que sepan hilar uno y otro cuento.

Desde el punto de vista organizativo, hoy solo Guatemala puede estar peor que Costa Rica, aunque si se sigue por el camino elegido, terminaremos por debajo de los guatemaltecos.

Cuando salen estas noticias, así tan inciertas de la Selección, tengo como norma ir a confirmarlas en varios medios, porque son tan inverosímiles, tan carnavalescas que puede uno a caer en una imprudencia y dejarse llevar por una broma del mal gusto de algún irresponsable.

No obstante, es cierto que Luis Díaz jugará la Copa de Oro. El jugador, hasta hace poco cuestionado, aunque él había aclarado su posición una vez que empezó a entrenar, ahora se integrará a la Selección, donde todo parece estar patas arriba, como decía el querido y admirado Eduardo Galeano.

 

Periodista, escritor y comentarista. Premio Nacional de Periodismo Pío Víquez

Artículo anteriorSelección debe recobrar el respeto
Artículo siguienteLa polémica como esencia del fútbol

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí