DEL ARCHIVO

Esta entrevista se publicó originalmente en EL JORNAL impreso. Hoy la recuperamos para EL JORNAL DIGITAL (www.eljornalcr.com) con el fin de dar a conocer a las nuevas generaciones personas de la talla de don Enrique Durán, quien a sus 92 años se recupera en la actualidad de un quebranto de salud).

 

(SÁBADO 07 DE AGOSTO, 2021-EL JORNAL). Hace unos meses, un día sábado por la tarde tuve la satisfacción de recibir en mi casa a uno de los hombres más grandes que he conocido, “Hijo Predilecto de Vuelta de Jorco de Aserrí” y lo pongo entre comillas, porque hay que hacerlo oficial por medio de la Asociación de Desarrollo, y que creo que todo el pueblo estará de acuerdo.  Sí, tuve la satisfacción de compartir un cafecito con don Enrique Durán Saborío, hombre conservador, educado y muy amable.   Y así entre sorbo y sorbo de café acompañado de galletitas soda con queso y mantequilla, comenzamos a recordar.

Enrique Durán nació un 29 de junio de 1929, en Los Mangos de Vuelta de Jorco de Aserrí, precisamente en un lugarcito llamado Monte Azul. Sus padres de origen campesino, agricultores, fueron Antonio Durán Jiménez (+) y María Elena Saborío Castro (+), matrimonio del cual nacieron diez hijos, o sea, que don Enrique cuenta con nueve hermanos:   Jorge, Ernesto, Rigoberto, Alexis, Adilia, María Teresa, Carmen, Nelly y Flory.

Enrique ha sido, a lo largo de sus 92 años de vida, carbonero, verdulero, carnicero, chinamero y pulpero

 Cursó de primero a cuarto grado en la escuela de Vuelta de Jorco, el quinto y sexto lo sacó en San Ignacio de Acosta, época en que ya daba señales de la actividad de trabajo que desempeñaría toda su vida: el comercio.

Con 10 años de edad se inició vendiendo sirope con una cafetera en Los Mangos, en una pequeña plazoleta de aquella época, lo que compartía con trabajos de agricultura en una pequeña finca de su padre, pero desde luego cogió café en otras fincas como La Hacienda Monte Redondo, de don Roberto Zeledón.   Su madre hacía pan casero, lo que aprovechó Enrique cuando se hacía la primer carretera a pico y pala, para venderles café en envases de vidrio a los peones, acompañado del pancito casero.

Posteriormente, trabajó como empleado en Barrio Cristo Rey de San José, en una verdulería de su primo Beto, y en una carnicería ubicada a la par. Cuenta que lo primero que hizo fue lavar mondongo y no le gustó, entonces se pasó a laborar en una carbonera en ese mismo lugar, que tenía su tío Enrique, padre del conocido comerciante Fabio Durán. Como anécdota, dice que cuando comenzó su trabajo en Cristo Rey, una vez se perdió en San José, pero por dicha lo encontraron o llegó solito (claro por eso estamos aquí).

Pero su tierra lo jalaba, regresó y se hizo cobrador de las casadoras propiedad de sus primos Sergio y Ángel Saborío, que prestaban el servicio de Acosta a San José, cuya terminal llamada ABC se ubicada por el Banco Central y Tienda La Gloria.

Luego probó suerte con un chinamo en unas fiestas patronales en Jorco: apoyado por Fabio Durán puso una venta de refrescos.

Más adelante instaló un chinamo en el mercado de Acosta donde vendía tabaco, pan y algunas cosillas de pulpería.

En el año 1947 le alquiló un local a don Lito Castro, ubicado en Vuelta de Jorco en el cruce que va para San Gabriel, o sea calle al cementerio.  Había una pulpería pero un tanto abandonada y don Enrique con esa visión, inmediatamente la surtió y recuerda que ese primer día 17 de enero de 1947 vendió cien colones, cosa que le levantó el animo, ya que era mucho dinero para la época.   En ese lugar le correspondió vivir la revolución de 1948 y luego se ubicó en el centro de Jorco, donde está hoy día, claro en esa época era en el edificio viejo.

 

DISCIPLINA Y ÉXITO

Nadie duda de que don Enrique Durán ha sido un comerciante muy exitoso, pero también ha logrado mantener durante su vida una envidiable salud y un magnífico estado de ánimo y espiritual.

Normalmente abre a las 6 de la mañana su negocio Abastecedor El Hogar, donde usted encuentra de todo, desde lotería hasta medicamentos, todo artículo de pulpería y cositas de ferretería, cierra a las 10 de la noche; sin embargo, en los últimos años ha optado por cerrar a las 8 p.m., pero sigue trabajando hasta altas horas de la noche en asuntos administrativos y contables, ya que don Enrique es Contador Privado, graduado de la Escuela Castro Carazo.

Duerme seis horas, lo que considera suficiente.  Manifesta que a sus 81 años (en la actualidad tiene 92 años) no padece de nada, aunque reconoce que es desordenado para comer, pero come de todo. 

Ama la naturaleza, su mejor distracción es caminar, ha ido cinco veces a pie a Parrita y Quepos, a la Cruz de Alajuelita por Caragral y Jaulares, sus caminatas más comunes son por los hermosos cerros de El Cedral.   En este esparcimiento lo han acompañado personas como Elpidio Gamboa, Leonel Ángel Fallas, Gilberth Fallas (+) Edgar Gamboa y Manuel Durán.

– Don Enrique ¿cuál ha sido su secreto para el triunfo comercial?

–De joven fui muy centrado y con mucha voluntad, pues todos deseamos alcanzar una buena  condición de vida. El hombre debe producir y es fundamental cuidar el gasto. Hay que saber manejar los gastos y sobre todo ahorrar, se debe ahorrar por lo menos un 5% de los ingresos. Cada ser humano es un país, debe aplicar sus reglas, debe poner a trabajar su dinero para poner a girar la economía.  Dios es sabio, ante Él, todos somos iguales, pero tenemos diferentes trabajos, actividades y niveles, para que el mundo y su economía gire. Por último, le cuento que cuando era un niño y mis padrinos me regalaban un cinco, lo guardaba en una caja de fósforos.

blank
Enrique Durán, izquierda, junto a Víctor Marín, en el parque de Vuelta de Jorco.

 

DIRIGENTE COMUNAL

Este notable hombre no se considera político, pero sí un dirigente comunal, ha sido miembro de la Asociación de Desarrollo de Vuelta de Jorco, Junta de Educación de la Escuela, del Colegio, SEM, EBAIS, ACUEDUCTO, en la Junta Progresista compartió con personas como Miguel Marín , Arabelo Fallas, Fabio Díaz, Manuel Durán y otros.   Ha contribuido en un alto porcentaje con los alumbrados públicos y una gran colaboración para que la gente tenga su casa propia.  Su última gran obra fue la donación del terreno donde se ubica hoy el Colegio de Vuelta de Jorco y sueña antes de morir, contar con una Sucursal del Banco en el pueblo, a nivel de Instituciones, dice que es lo único que falta.

 

VIAJES

A pesar de su humildad, Enrique ha logrado obtener un buen nivel económico, gracias a su esfuerzo de trabajo y disciplina, pero también le ha sacado provecho a ese esfuerzo realizando algunos viajecitos, ya que en la vida hay que darse estos espacios, dice.  Ha viajado a Europa, Tierra Santa, Suramérica, algunas islas y desde luego a Centro américa. 

 

SERENATERO

En su juventud, este hombre fue serenatero, ya que toca la guitarra y le gusta cantar.   Adora la música y su preferida es el tango, pero disfruta enormemente del bolero y la música clásica, le encanta el Danubio Azul.

 

EL TRABAJO ES UNA ORACIÓN

 

Enrique cree en el bien y el mal, dice que hay que luchar por vencer el mal, y la oración ayuda mucho.   Entonces agrega que el trabajo es una oración, pues no da tiempo para pensar en el mal, se obtiene un fruto y Dios le corresponde.

 

UNA PREGUNTA MÁS

 

— ¿Algo más que quiera contarnos, don Enrique?

–Sí.   Quiero decirle que mi negocio lo cierro solamente el Jueves y Viernes Santo. El jueves arreglo papeles y el viernes religiosamente me levanto a las 5 de la mañana, en un salveque cargo atún, pan y refrescos y me voy para el Cedral a meditar, todo el día, regreso en la noche.  Mi único compañero y consejero es Jesús.   Si el día es lindo, me meto en los cipresales, leo y duermo…

 

 CONSEJO

«Enseñar a pescar, no dar el pescado.   Lo que se regala no se estima, la gente no valora, debe costarle algo, aunque sea un poquito, para que el ser humano valore … Ah, y les digo que yo no vivo en Jorco…, Jorco vive en mí».

                                                

Artículo anteriorSerenata
Artículo siguientePor qué me opongo a que eliminen la cancha de deportes de Turrujal

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí