Un monumento a la sandez

blank
Lic. Rafael Ugalde, periodista y abogado, UCR

(MIÉRCOLES 03 DE NOVIEMBRE, 2021-EL JORNAL). El federativo y empresario, Juan Carlos Rojas, cerró recientemente filas con el presidente de la Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL), Rodolfo Villalobos, calificando de “valientes” a quienes integran una “comisión técnica” y “apoyo” al entrenador colombiano, Luis Fernando Suárez,  para ver si el seleccionado nacional va al Mundial de Catar 2022.

Estos “valientes” muchachones son Robert Garbanzo (Guadalupe), Jafet Soto (Herediano) y el gerente del club de Deportivo Saprissa (presidido por Juan Carlos Rojas), el español Ángel Catalina, quien no tiene ni seis meses de su llegada al club morado y ya le dieron semejantes responsabilidades. Agustín Lleida, de Liga Deportiva Alajuelense (LDA), se les salió del saco.

Fernando Ocampo, presidente de la LDA, dijo a los periodistas que si la dirigencia del balompié nacional tiene planificado el desarrollo del futbol costarricense, pueden contar con el apoyo irrestricto de su club. Mencionó que su equipo es uno de los que más jugadores aportan a la selección, por lo que no es cierto, que no se quiera ayudar a la Federación.

A pesar de 27 años de experiencia de Suárez como director técnico, el fútbol costarricense toca, poco a poco, fondo, reflejándose el trabajo de nuestra dirigencia en un seleccionado tico que sigue sin levantar cabeza en la fase clasificatoria al mundial por la zona de CONCACAF.

Este trío, que trata de recoger la siembra realizada por la federación en estos  últimos cuatro años con antelación a Qatar, en cuanto al desarrollo habido desde los infantiles, los juveniles, así como las distintas divisiones en el balompié femenino, solo tiene como meta exclusiva “pescar” uno de los tres boletos para ir al mundial 2022, o si no, un cuarto puesto que garantice un repechaje.

El experimentado exfutbolista, Rolando Fonseca, en declaraciones públicas, consideró que la “comisión técnica” servirá para manosear las decisiones del entrenador Suárez. Es, además, según Fonseca, un reconocimiento de que se equivocaron otra vez con la escogencia del técnico.

En este sentido, el experimentado jugador de Saprissa y de la misma selección, Christian Bolaños,dijo abiertamente que “manoseaban” la convocatoria de jugadores a  la representación tica.

 Cierto o no, uno ve en el seleccionado, más allá, de si tiene un medio campo endeble, excesivo juego hacia atrás y confusión a la hora de “inventarse” cómo terminar la jugada final frente al marco rival, improvisación en quienes están “arriba” tomando grandes decisiones para mejorar nuestro balimpié, porque para ellos es más importante el “campeonatito” local o éste o aquel club, que la planificación y estructuración de nuestro fútbol.

Si ahora corren para tratar de ir nuevamente a un Mundial, es porque sus clubes necesitan de urgencia la plata; no están pensando jamás en llegar a Qatar a competir. Su interés es montarse en el avión (en Qatar están restringidos los tragos) y vender la imagen ante el mundo que nuestro destino como pueblo y país es ser comparsa a donde lleguemos tras un balón.

Con el desastre que nos está reventando en la cara, pierden  los patrocinadores de los equipos locales  – no solamente los de la selección -, los medios de comunicación masivos, los jugadores, las ligas menores, el turismo y, el pueblo, en general, que ve como se le engañó  durante cuatro años, porque quienes dijeron trabajar por la tricolor no lo hicieron o lo hicieron pésimo.

¡Muy valientes, de verdad, don Juan Carlos, estos muchachos de la Comisión!

Artículo anteriorAcosta tiene un pinzón único en el mundo
Artículo siguienteTocamos fondo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí