Un clásico sin favorito

blank

(VIERNES 17 DE JUNIO -2022- EL JORNAL). A diferencia de lo que ha ocurrido históricamente, en el próximo clásico por las semifinales no hay un claro favorito, dado que tanto Saprissa como la Liga hicieron un buen cierre de temporada, pese a que los morados emergieron del lodo cuando nadie lo esperaba.

Tras el parón eterno, no hay manera de dilucidar cuál de los dos equipos llega mejor, en vista de que este es ya un nuevo torneo dentro del Clausura.

Por más trabajos que hayan hecho los entrenadores, así como algunos fogueos, la competencia es la madre de las ciencias en el fútbol, y por eso hay más incógnitas que certezas.

En teoría, Saprissa debería verse beneficiado con el mes de entrenamientos que tuvo, dado que Jeaustin Campos no había tenido el tiempo suficiente para trabajar con sus futbolistas; no obstante, también es cierto que Albert Rudé contó horas y días para pulir sus esquemas y sus sociedades.

En este contexto, las referencias inmediatas indican que Saprissa golpeó dos voces, pero este factor no asegura nada

La contienda está abierta, aunque el morbo hace pensar a muchos aficionados que los morados le tienen la medida puesta a los manudos.

En fútbol, donde tantas y tantas variantes que se quedan en el tintero, lo anterior es solo una verdad a medias, porque nada garantiza que los tibaseños vuelvan a sacar ventaja de un rival tan calificado como los rojinegros.

Si comparamos a los equipos es mejor Alajuelense, pero esto, de nuevo, en el fútbol no basta para aventurarse a un pronóstico definitivo.

Lo importante en medio de los cálculos, es que habrá un llenazo en el Estadio Nacional y eso le da vida al campeonato, que se verá favorecido por los aires de la clasificación al Mundial de Catar 2022.

Lo que está por verse, en medio de la igualdad de los equipos, es si el convidado de piedra que es Saprissa, se sale una vez más con la suya, con lo cual sí dejaría tocado a los liguistas de cara a la gran final.

Periodista, escritor y comentarista. Premio Nacional de Periodismo Pío Víquez. Esta columna se publica a diario en FxD y en EL JORNAL

Artículo anteriorMe indignan y avergüenzan los machos cabríos
Artículo siguienteLecciones aprendidas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí