La hora de las verdades

blank

(LUNES 29 DE NOVIEMBRE, 2021-EL JORNAL). Llegan las semifinales y veremos si el liderazgo de Herediano se amplía en las semifinales, le toca un Saprissa que, pese a los bombos y platillos lanzados tras la llegada de Iñaki Alonso, ha tenido la irregularidad como marca en el torneo, mientras que Alajuelense enfrentará a un Santos que ha de tener como consigna no conformarse con solo entrar a esta fase, aunque para un equipo modesto como el guapileño ya ello constituye en sí mismo un premio.

La idea de que en una de las semifinales se enfrentarán Alajuelense y Saprissa se desbarató con la inesperada derrota del Saprissa frente a Guanacasteca, y fue inesperada por más equipo alternativo que presentasen los morados.

Para algunos este es el verdadero comienzo del campeonato. No lo creo así. La fase de clasificación deja muchas enseñanzas: la primera que se ha de empezar el torneo con calculadora en mano y proyecciones, para saber con sobrada antelación que se clasifica de seguro con al menos 38 puntos.

La otra enseñanza es que ser constante tiene su premio: el Cartaginés, por ejemplo, pecó en este apartado y se quedó fuera, aunque la diferencia la establecieran los goles. No basta con esa resignación. Ante Pérez Zeledón se equivocó estrepitosamente el técnico y sus jugadores y como resultado el hecho de quedarase una vez al margen de luchar por el título. Es lo menos a lo que debe aspirar siempre el equipo brumoso.
En la fase que se avecina, veremos si las metodologías de Alonso y Rudé son tan de avanzada para que marquen diferencias, en un tema que ha tenido de positivo el que se hable de cómo trabajan unos técnicos y otros, porque este es un buen debate que debería de profundizarse.

De los cuatro técnicos que se sentarán en las semifinales, no hay duda de que Jeaustin Campos es el más astuto y curtido de ellos, porque a lo largo de su carrera sabe que nada de lo realizado en el pasado es garantía en el presente. Sirve de referencia, pero con ello no se ganan títulos.

Jeaustin después de varias travesías debió retomar su carrera en la Segunda División con Jicaral en un paso de entrenador maduro y ahí relanzó su trayectoria en el país.

Con un Herediano fortalecido por su rigor, es el favorito para quedarse con el cetro, contra una Liga plagada de figuras, un Saprissa que es incógnita pero nunca descartable, y un Santos que tiene la inmensa oportunidad de dar un paso al frente como pocas veces lo ha hecho.

El ajedrez está servido.

Periodista, escritor y comentarista. Premio Nacional de Periodismo Pío Víquez. Esta columna se publica a diario en FxD y en EL JORNAL

Artículo anteriorAmigos realizan homenaje a Dionisio Cabal en Jorco de Aserrí
Artículo siguienteMessi y el Nobel

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí