La brasa del Cartaginés

(LUNES 10 DE ENERO, 2021-EL JORNAL). Géiner Segura tiene una brasa en sus manos. Ahora sí tiene equipo para hacer a Cartaginés campeón. Lo demás son cantos de sirena. Ya no tiene excusas el técnico. Deberá demostrar desde el primer instante en que ruede la pelota en el Colleya Fonseca, que viene por el título.

Géiner Segura tiene la gran posibilidad en el Clausura, que mañana empieza para el Cartaginés, de hacer al equipo campeón. Este es un canto que se escucha, es cierto, desde 1940, solo que ahora a los sueños se le puede respaldar con jugadores capaces de alcanzar el ansiado cetro.

El regreso de Marcel Hernández, con sed de revancha tras su fallido paso por Alajuelense, es el principal ingrediente, para que alrededor del delantero cubano, junto con Michael Barrantes, Paolo Jiménez y Kevin Briceño, como figuras de la columna vertebral, Géiner Segura dé un paso adelante desde el minuto uno ante Guadalupe, mañana miércoles, y presente un club con mentalidad ganadora.

Debe el técnico, eso sí, cambiar la mentalidad: Cartaginés tendrá que llegar a todas las canchas de la Primera División a procurar ganar los partidos. Afuera las especulaciones. Ha de dejar a un lado la idea del equipo chico, que se resguarda atrás para sorprender al adversario sin tener la pelota 80 de los 90 minutos.

No, Cartaginés tiene equipo para ser protagonista de los 90 minutos en cada partido. A la columna vertebral citada, se le ha de agregar la experiencia de Allen Guevara, la juventud de Daniel Chacón, el oficio de picapedrero de Mauricio Montero y la calidad de Ronaldo Araya, para quien es una ocasión inmejorable de dar un paso al frente y consolidarse de una vez por todas.

En medio de la incertidumbre económica, pero con un Leonardo Vargas más que responsable y cada vez mejor asesorado, el equipo de la Vieja Metrópoli puede hacer el milagro de ser campeón, aunque paradójicamente esto no es lo que más debería preocuparle a la dirigencia.

No, aunque sea urgente que los brumosos ganen un torneo, lo que más precisa la divisa blanquiazul es formar una estructura deportiva que permita alcanzar logros en el tiempo y eso va más allá de los títulos.

No obstante, con la llegada de Marcel Herández, Michael Barrantes y Paolo Jiménez, Cartaginés debe aspirar desde el primer minuto a ser campeón. Y la mentalidad del técnico pesará mucho en esta faena…

 

Periodista, escritor y comentarista. Premio Nacional de Periodismo Pío Víquez. Esta columna se publica a diario en FxD y en EL JORNAL

Artículo anteriorMunicipio de Acosta en números rojos: entre déficit y deuda suma ¢156 millones
Artículo siguienteEl drama de Frank Zamora