El ejemplo de Adrián Alonso Martínez

blank

(JUEVES 11 DE FEBRERO, 2021-EL JORNAL). Leo las declaraciones de Adrián Alonso Martínez y me parece una alucinación. Él le aclaró al árbitro David Gómez que la jugada del minuto 62, en que le marcó penal a su favor en el encuentro frente a Grecia, no era falta para que el central rectificara.

Cuando Martínez da las explicaciones sobre por qué procedió así, de inmediato pienso en que la UNAFUT si no tiene un premio de juego limpio debe crearlo y dárselo al delantero manudo al final del Clausura.

“Le dije al profe árbitro que no era penal, porque la verdad no me tocó el de Grecia. Queremos ser un equipo diferente; queremos ganar en la cancha bien, no queremos mañas. Eso lo necesita el fútbol nacional y el fútbol entero”, refiere La Nación hoy.

Las palabras de Martínez enaltecen este fútbol nuestro, que muchas veces se caracteriza por lo contrario: con los jugadores listos para el piscinazo, para desplomarse o para fingir cuanta falta vean posible.

El fútbol, en efecto, lo que necesita son nuevos horizontes y nuevas maneras de encarar la realidad de lo que sucede en la cancha. Hay que ser ancho de miras y Martínez honra su hacer como jugador profesional.

En sus declaraciones aseguró, además, que su capitán Bryan Ruiz les insiste en que jueguen fútbol. Parece una obviedad, puesto que un jugador se dedica justamente a eso. En verdad, el capitán rojinegro lleva mucha razón: a veces lo que menos se ve en una cancha es fútbol.

Se ven bloques, bloques y más bloques, tantos bloques que aquello parece una fortaleza, ironizaba Jorge Valdano.

Hay que volver a la esencia del fútbol: al buen juego, a jugar con malicia indígena pero conservando una ética. Y eso es lo que hizo Martínez ante Grecia: la tarjeta amarilla que recibió de parte de David Gómez lo que logró fue engrandecer el gesto del delantero.

 

Periodista, escritor y comentarista. Premio Nacional de Periodismo Pío Víquez.

 

Artículo anteriorAprender de Florentino Pérez
Artículo siguienteEl tren que dejó ir Tigres

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí