(VIERNES 06 DE AGOSTO, 2021-EL JORNAL). Aunque un medio nacional anunciaba el 9 de mayo de 2021, en medio del entusiasmo de las autoridades locales, que la ruta 301 era una excelente alternativa para movilizarse entre Acosta y Parrita, la realidad evidencia lo contrario.

Los 55 kilómetros entre ambos cantones se encuentran en la actualidad en pésimo estado, tan solo un año después de que el presidente de la República, Carlos Alvarado, acompañado de su ministro de Transportes, Rodolfo Méndez Mata y con la presencia actual alcalde de Acosta,  Norman Hidalgo, prometiera que la vía sería pavimentada.

Hoy, quien circule por la carretera nacional 301 se topará con serias dificultades para transitar y los expertos recomiendan ingresar a la zona solo con vehículos de doble tracción.

En 2013, el entonces alcalde de Acosta, Luis Durán Gamboa, encabezó una marcha de ciudadanos y de organizaciones locales para protestar frente a Casa Presidencial por el mal estado de la carretera, lo que obligó a la Presidenta Laura Chinchilla a atender las peticiones de los acosteños.

El deterioro de la vía es tal, que incluso los vehículos de doble tracción enfrentan dificultades para transitar.

 

blank
Tanto para motociclistas como para carros livianos, la carretera 301, por la cantidad de huecos, representa un verdadero reto el transitar por ella. (FOTO EL JORNAL).

 

blank
A diferencia de lo que informó un medio nacional en mayo, el paso entre Acosta y Parrita no lleva al paraíso y hoy es un dolor de cabeza y un peligro para los conductores.
Artículo anterior«Es preferible un ateo ético a un cristiano indiferente»
Artículo siguienteSerenata

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí