(SÁBADO 21 DE NOVIEMBRE, 2020-EL JORNAL). El viejo adagio de que todos los caminos conducen a Roma volviá a hacerse realidad cuando arqueólogos descubrieron un palacio del emperador Calígula, en el que destacaban sus hermosos jardínes llenos de animales exóticos.

El emperador, que gobernó Roma entre el año 37 y 41 después de Cristo, murió asesinado por una conspiración de senadores y pretorianos.

Sus gustos exóticos, sus desenfrenos y sus excesos fueron una marca del período de Calígula, a cuya muerte le sucedió Claudio, su tío, que fuera retratado en la famosa novela de Robert Graves: Yo, Claudio, de la cual luego se hizo una serie para televisión.

Ahora los investigadores determinaron, luego de tres años de trabajos, cómo era sus palacios, qué tesoros guardaba y cómo los animales de países lejanos así como plantas, eran de predilección de Calígula.

blank
Escaleras de mármol de los restos del palacio de Calígula en Roma. (Foto Soprintendenza Speciale Roma).
Artículo anteriorLa irrupción de Amazon en el mundo deportivo es una tendencia imparable
Artículo siguienteMourinho le gana la partida a Guardiola y el Totthenham sube al liderato

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí