Alajuelense despeja dudas

(LUNES 09 DE NOVIEMBRE, 2020-EL JORNAL). Hay poetas que pasarán a la historia por solo un verso. Uno solo. Uno en la vastedad del universo. Es el caso de Jorge Charpentier, que en uno de sus más emblemáticos poemas escribió: ‘Tú con tanto mar, y yo con un velero’. Ahí está la contribuición de Charpentier para cuando en cientos o miles de años los arqueólogos de otros mundos vengan a indagar de lo que fue el hombre en la tierra.

Y por esa misma vertiene transtió Carlos Rafael Duverrán, que dejó su sello con otro verso inolvidable: ‘El que duda no ama’. En sí, el verso es un poema, digno de un comentario de al menos un volumen de 300 páginas, tarea para la cual el mejor dotado hubiese sido Giovanni Papini, autor de libros icónicos como El diablo e Historia de Cristo, quien se había propuesto escribir en 300 volúmenes la historia de la humanidad, tarea para la que no le alcanzó la vida.

El tema de la duda viene a colación en Punto Final porque es inconcebible que todavía revoloteen dudas en el ambiente futbolístico nacional en torno a Liga Deportiva Alajuelense. Hoy, es el equipo que mejor fútbol juega en el país.

Ese trabajo tiene que reconocérsele a Andrés Carevic, al que le ha faltado, ciertamente, un título, pero la labor del técnico argentino ha sido hasta ahora extraordinaria al frente de los rojinegros.

El paseo que le dio la Liga a Cartaginés el sábado 7 de noviembre no deja dudas. Los manudos borraron por completo a los brumosos y de paso les propiciaron una lección técnico-táctica, a tal punto de que a los dirigidos por Hernánd Medford les sucedió lo que le ocurre a ese boxeador que se sube al ring dispuesto a pelear por el título mundial, y para darse cuenta qué le sucedió tiene que leer la crónica en la prensa, para tratar de reconstuir pieza a pieza qué fue aquel aluvión que lo dejó tirado en el piso.

La Liga, con un par de despistes en el torneo, ha sido el mejor desde el comienzo del certamen, de ahí que esa duda de si se comportará igual en semifinales y una final, a la que están a las puertas, puede ser válida para el aficionado, pero no para jugadores y cuerpo técnico.

Alajuelense tiene algo que se está volviendo raro en el fútbol nacional: jugadores que encaren, que arriesguen en el uno a uno, que rematen y que tengan como desafío ir hacia delante.

Barlon Sequeira, Carlos Mora, Giancarlo Castro y el propio Brandon Aguilera y Bryan Ruiz hacen gala de esas características ofensivas y tal proceder sin ningunda duda tiene que estar motivado por el técnico Carevic.

Hoy, la Liga, para decirlos con un término de Pier Paolo Passolini, ese director de cine italiano al que tanto le gustaba el fútbol, despliega un fútbol poético y, por lo tanto, debería despejar el camino de incertidumbres, porque ya lo dijo Carlos Rafael Duverrán: ‘El que duda no ama’.

 

*Periodista, escritor y comentarista. Premio Nacional de Periodismo Pío Víquez.

Artículo anteriorLas memorias de Barack Obama estarán a la venta el 17 de noviembre
Artículo siguienteViene la cuarta temporada de «The crown» en Neflix