Saprissa y la Liga ante las cuerdas

blank

(LUNES 01 DE AGOSTO, 2022-EL JORNAL). Entre Jeaustin Campos y Fabián Coito hay un millón de distancia si se compara cómo encararon los resultados de sus equipos el fin de semana.

Mientras Coito habló de cinco minutos malos, Campos reconoció que era ilógico criticar el arbitraje si su equipo había estado igual o peor que el trabajo realizado por William Mattus.

Aceptar es un arte en toda regla. No en el fútbol, que es solo un deporte, sino en la vida. Y de la aceptación de las circunstancias depende mucho si avanza o se estanca un equipo.

En reconocer los errores y los desaciertos está la clave, incluso más que acertar, porque pocos, quizá los genios, aciertan a las primeras. Lo natural es el error. Nadie empieza una función de manera perfecta, quien lo diga, es que no es humano, sino un japonés extraviado en algún lugar del mundo.

Por lo tanto, cuando uno escucha a un Jeastin Campos aceptar las equivocaciones de su equipo, entiende que ni se engaña ni pretende trucar a nadie. Las cosas como son: Saprissa frente a Puntarenas no fue contundente, ni inmensamente superior, y al final un error grosero de su portero le dio vida al orden y al empeño de los dirigidos por Alexander Vargas.

No sucedió lo mismo en la acera manuda, porque Fabián Coito consideró que el 3 a 0 fue excesivo, que no hubo tantas distancias en el campo. Me huele que ahí en la Liga gustan más de justificaciones que de razones.

Y eso espíritu crítico que ha de regir a los equipos de la Primera División ya debe de alcanzar al campeón nacional, que desaprovechó la oportunidad de sacarle partida al jugar con un hombre de más buena parte del encuentro frente a San Carlos.

Ya es hora de que el Cartaginés regrese al campeonato. Ya la fiesta, merecidísima, se acabó.

Aceptación: palabra mágica. Hace milagros en todos los campos de la vida, señor Coito.

Periodista, escritor y comentarista. Premio Nacional de Periodismo Pío Víquez. Esta columna se publica a diario en FxD y en EL JORNAL

Artículo anteriorClases de comunicación para Saprissa
Artículo siguientePedro Sánchez encuentra la fórmula para detener el cambio climático

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí