Por su lenguaje los ‘conocereis’

(JUEVES 18 DE MARZO, 2021-EL JORNAL). El Atlético de Madrid fue eliminado de los octavos de final de la Champions ante el Chalsea con un marcador global de 3 a 0 y cuando se escuchan las declaraciones del técnico, de los periodistas que le dan seguimiento al equipo, uno entiende por qué el Atlético sigue a una distancia sideral del Real Madrid y del Barcelona.

En el lenguaje nos retratamos cada día sin darnos cuenta. El lenguaje habla por nosotros. Alguien puede hacer alarde, por ejemplo, de lo culto que es y en el mismo acto puede estar diciéndonos que no es cierto, que lo que está haciendo es el colorido ejercicio del pavorreal.

Escuchar qué han dicho los “atléticos” tras la derrota es un método directo para entender por qué este equipo sigue sin estar en primera fila del fútbol mundial. Se asoma a ratos, como en 2014, cuando ganó con todo mérito la Liga española, por encima de los merengues y los azulgranas.

Buscar justificaciones de que un equipo no jugó bien porque el otro estuvo impecable es una verdad a medias: si en verdad se prepararon para la contienda, tiene que contar con argumentos para doblegar, aunque sea parcialmente, a su adversario.

Lo que digo del Atlético es válido, también, para muchos de nuestros clubes: he escuchado a técnicos argumentar de esta manera: ‘Es que ese equipo solo sabe encerrarse atrás’. Ante ello, ¿qué alternativa llevaba preparada para enfrentar dicha situación?

Si frente al fracaso no nos rebelamos— y se empieza por cómo nos lo contamos y por cómo se lo contamos a los otros-– seguiremos dando vueltas infinitas sobre la mediocridad.

De modo ta,  que escuchar a los colchoneros hablar con esa pasividad tras el tropiezo contra el Chalsea me produce incredulidad, así como el análisis que hacen de la responsabilidad de Diego Pablo “El Cholo” Simeone.

Cuando se analizan los banquillos de Barcelona y Real Madrid no hay tanta benevolencia. Parece que el crédito de El Cholo es infinito, aunque en Europa su equipo hace rato que dejó de ser protagonista.

En el lenguaje de las justificaciones está el primer obstáculo que tienen que vencer los rojiblancos si quieren retornar a la primera fila del torneo interclubes más espectacular del mundo.

 

Periodista, escritor y comentarista. Premio Nacional de Periodismo Pío Víquez.

 

 

 

Artículo anteriorFútbol en los estrados
Artículo siguienteDe nuevo en el desierto