La virtud del error

blank

(VIERNES 19 DE NOVIEMBRE, 2021-EL JORNAL). Nuestras sociedades condenan el error de manera dramática. El ostracismo. El ridículo. El señalamiento. La condena. Quien se equivoca lo paga caro y según sea el error, no hay forma de reponerse de él.

Pero la vida en realidad no opera así. Opera mediante la fórmula que ha resistido siglos: prueba y error. Y en este sentido, Vinicius Jr tuvo que sufrir las peores comparaciones, como aquella que le tildó de Vinicius Carambola, por la forma en que consiguió su primer gol.

Cualquier jugador menor, con todo el acoso mediático, las burlas y las ridiculizaciones a que fue sometido, hubiera pedido en silencio un tiquite para regresar a casa, para volver a Flamengo, para olvidarse de la fama y recuperar la tranquilidad en su incomparable Brasil.

Sin embargo, Vinicius resistió la tentación de tirar la toalla. Y hoy Jorge Valdano, en entrevista con la gencia de noticias EFE, analizaba así a este joven jugador, que se destaca por su fortaleza psicológica y sobre todo por su humildad a prueba de fuego. Según el exdirector general del Real Madrid, Vinicius ha dejado tres lecciones que van más allá del fútbol:

“Una lección es incluso para los profesionales, ni siquiera para los jóvenes que pretenden en el futuro ser futbolistas: y es que llegando al máximo nivel, se puede seguir aprendiendo”.

Y prosigue Valdano: “La segunda lección es que se puede seguir aprendiendo todo, incluso una materia tan particular como la del goleador, la de meter goles, que da la sensación de que es un don que se trae de la cuna. En todo caso, los dones que se traen de la cuna se pueden mejorar en el camino«.

Y la tercera lección no se hace esperar: “El jugador decidido, valiente para cometer errores y seguir insistiendo, es el jugador que se abre camino. El talento siempre hemos sabido que por sí solo no alcanza a conquistar todo el espacio, necesita del esfuerzo, pero también necesita de una virtud puramente psicológica, que es la decisión».

Y amplía Valdano, para que estas lecciones vayan más allá de la cancha, para que puedan aplicarse a la vida misma, ante todo cuando empiezan a surgir nubarrones.

“ La de un tipo –Vinicius– que comete un error, le cicatriza de inmediato y a la siguiente jugada va con la misma fe a buscar, a repetir el error si es necesario. Eso lo habíamos visto en Raúl, que lo había traído desde primera hora y ahora, en alguna medida, lo estamos viendo en Vinicius».

El gran Isaac Asimov contaba en una entrevista célebre lo siguiente: “Todo el mundo, a cualquier edad, puede aprender por sí mismo” y lo decía al referirse a la revolución digital que se avecinaba.

Y remataba su entrevista con esta maravillosa historia sobre este escritor estadounidense: “Oliver Wendell Holmes, quien vivió hasta los 90 años, en cierta ocasión estaba en el hospital y ya no tenía mucho tiempo de vida, y el Presidente Rosevelt fue a visitarlo. Lo encontró leyendo gramática griega, y Rosevelt, le dijo: ¿por qué está leyendo gramática griega, Mr. Holmes? Y Mr. Holmes, le respondió: “Para mejorar mi mente, Mr. Presidente”.

Ergo: se puede aprender siempre. Y eso lo sabe Vinicius. Y eso lo destaca Valdano. La virtud del error…

Periodista, escritor y comentarista. Premio Nacional de Periodismo Pío Víquez. Esta columna se publica a diario en FxD y en EL JORNAL

Artículo anteriorNo es solo una lambretta
Artículo siguienteCONSULTORIO JURIDICO: ¿Es legal que en las pruebas FARO a mi hija le preguntaran sobre mi casa y sus padres?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí