La gran realidad

blank

(VIERNES 23 DE SEPTIEMBRE, 2022-EL JORNAL). Una vez más, el ABC del fútbol moderno está más que claro: hay que ser súper contundente en ataque y minimizar los errores en zaga, porque si eres débil en ambos apartados, no hay manera humana de competir en el balompié actual.

Costa Rica hoy comprobó en su propia piel cómo la intensidad, esa que tanto relativiza el técnico Luis Fernando Suárez, es determinante y cómo los errores en salida se pagan por lo general con oro puro.

Corea del Sur demostró ser un muy buen equipo, pero débil en la definición y pobre en su defensa, con lo cual le dio ventajas al equipo nacional que, probablemente, no se encontrará ante España, Japón y Alemania.

El resultado es bueno, tomando en consideración que se fue muy efectivo en dos de las tres ocasiones generadas, pero la carencia una vez que se recupera la pelota sigue latente y es un elemento que luego de año y medio al frente del seleccionado, Suárez no ha podido corregir.

Lo más importante del partido frente a los coreanos es entender que en el alto nivel las desconcentraciones se pagan muy caras y si pensamos en España, por ejemplo, es un equipo que presiona arriba siempre, en pro de asfixiar al rival. Algo de lo que hizo en alguna medida, pero no tan intenso, Corea.

Y Japón es, como el rival de hoy, un equipo rapidísimo en sus transiciones. Y de los alemanes no hace falta agregar nada.

La gran realidad es que el fútbol moderno, una vez más, deja claro que es velocidad, precisión y contundencia, y que es imprescindible manejar las dos grandes fases del juego: cuando se tiene y no se tiene la pelota, y en el primer aspecto hay serias deficiencias.

La tarea es enorme, porque con el nivel de la Selección alcanza hoy para Concacaf, pero no más allá.

Periodista, escritor y comentarista. Premio Nacional de Periodismo Pío Víquez. Esta columna se publica a diario en FxD y en EL JORNAL

Artículo anteriorMáster class de Sacchi
Artículo siguienteLa Selección y el protagonismo con la pelota

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí