blank
blank
José Eduardo Mora*

(SÁBADO 19 DE MARZO, 2022-EL JORNAL). El jueves 17 de marzo, Pilar Cisneros, en ausencia del candidato Rodrigo Chaves, visitó Acosta, cantón del que soy oriundo y en el que vivo y en el que soy regidor del PLN, y al escuchar el mensaje que dejó, no hizo sino confirmar que cuando los periodistas nos metemos en política deberíamos, al menos, informarnos para hablar con propiedad y no con improvisación.

Es una de las primeras reglas que deberíamos aprender en la profesión, pero, claro está, que no siempre se cumple.

A Pilar Cisneros la informaron muy mal, porque en un video que grabó para el canal local –canal 53, se puede ver al final de la columna—dice varias incongruencias y desaciertos que pasaré a analizar.  Antes, quiero resaltar que una periodista de su talla debe saber que un video debe cumplir con los estándares mínimos de calidad, que implica, al menos, una buena locación y un sonido adecuado, y en el video no se cumple, ni por asomo, ninguno de esos parámetros.

Me da una tristeza enorme que una periodista no cuide tan relevantes detalles, porque el video que dejó no lo hubiera hecho ni un aficionado. Solo basta observarlo y oírlo para comprobar lo afirmado.

Lo más grave, no obstante, me lo hizo saber el compañero Jorge Alfaro, quien no salía de su asombro cuando escuchó a Pilar Cisneros decir que “Acosta es un cantón quebrado”, en vez de explicar que es un cantón con una geografía irregular, porque entre uno y otro, hay mucho trecho semántico y signficativo, y una periodista y ahora diputada, no debería ser tan imprecisa y vaga en su afirmación, porque induce a severas confusiones.

Lo anterior me lleva a una conclusión inequívoca: Pilar Cisneros y su partido no tienen ni idea de qué sucede en Acosta, cuáles son sus principales necesidades, cómo está la situación del desempleo, qué pasa con los agricultores, y qué nos representa, etc., etc., etc.; es decir, el partido de Chaves y Pilar Cisneros improvisaron e improvisaron mal, muy mal, en un mensaje con tantas carencias técnicas y de contenido, y no dudo de que ni siquiera el más humilde de los ‘youtubers’ se rehusaría a subirlo a sus redes, por las muchas deficiencias de fondo y forma.

Y si improvisan en lo micro –un cantón–, qué improvisación nos espera en el ámbito estatal, no quiero ni pensarlo, en un eventual gobierno de esa agrupación, tan irregular como la orografía de Acosta.

 La administración del Estado es un asunto serio, muy serio, y no puede estar en manos de gente de la profesión que ni siquiera es capaz de hacer un video con el más mínimo rigor. Me da pesadumbre ver a Pilar Cisneros embarcada en semejante empresa, con un partido y un candidato que son un salto al vacío, como el que ella protagonizó en Acosta, cantón del que habló de oídas y totalmente desinformada, y ante ello no le quedó otro remedio que improvisar un cuento de hadas satelital e inverosímil, y cargado de mucho ruido y pocas nueces.

 

 

*El autor es periodista y escritor. Y Premio Nacional de Periodismo Pío Víquez.

 

Artículo anteriorAlcalde de Cartago publica conmovedora fotografía de trabajador informal
Artículo siguienteEuforia y caída

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí