Costa Rica: del rídiculo a la gloria

blank
Un gol de Keysher Fuller le permitió a Costa Rica vencer a Japón por el grupo E del Mundial Qatar 2022. (Foto AS, España).

 (DOMINGO 27 DE NOVIEMBRE 2022-EL JORNAL). La magia del fútbol es que la táctica y la estrategia pueden obrar milagros. Basta con un poco de orden. Y una llegada para ganar un partido mundialista.

Es lo que sucedió hoy entre Costa Rica ante Japón, equipo que manejó todo el juego, pero que fue incapaz de lograr profundidad para superar a su rival.

Ordenado atrás y sin presencia en el ataque, la Selección tica aprovechó la única ocasión en que remató directo a marco y obtuvo un triunfo de oro, tras haber caído 7 a 0 contra España en su debut en Qatar 2022.

Japón, que venía de una gesta contra Alemania, a la que había vencido 2 a 1, cometió un error de cálculo imperdonable: mostrar una sufuciencia irreal y ello se corrobora cuando se advirtieron cinco cambios en su alineación titular.

El mensaje implícito era: como esto ya lo tenemos ganado, me guardo cinco titulares para el juego contra España. Si Napoleón Bonaparte fuese el jefe del técnico japonés Hajime Moriyasu, en este momento el entrenador estaría en la calle.

Y Costa Rica, a difencia del desastre ante España, hoy jugó apegado a un libreto. Con una idea clara de lo que buscaba: resguardarse atrás y si el destino le premiaba con un lance, ir por el partido.

Y lo consiguió con una sola ocasión de gol, y reteniendo a un Japón que merodeó el área pero sin crear mayo peligro.

Aunque exhibió sus muchas limitaciones, hoy quedó demostrado que el desplome frente a España tenía nombres y apellidos: Luis Fernando Suárez, un técnico que llegó al primer encuentro como si fuera un día más de playa, y cuando despertó tenía un 7 a 0.

Costa Rica pasó así del ridículo a la gloria. Y sumó los primeros tres puntos en un Mundial en el que se unió a las selecciones con uno de los peores resultados de la historia de esta magna competición.

Artículo anteriorArgentina resucita a costa de un México al que le faltó ambición
Artículo siguienteSuárez en su laberinto

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí