Inicio Opinión El Placer del Texto La insulsa po...

La insulsa polémica Messi-Cristiano

Compartir

(SAN JOSÉ, COSTA RICA, 19 DE SEPTIEMBRE, 2016-EL JORNAL). La polémica de quién es mejor entre Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, de cuando en cuando, alcanza cuotas de hartazgo y nimiedad, y la mayoría de lo que opinan a favor o en contra de uno y otro, no saben distinguir un si condicional de uno afirmativo, y aún así se lanzan a la aventura.

En una entrevista ofrecida a una radio de Barcelona, el entrenador Ángel Cappa ha puesto el asunto en su lugar, al decir: “El debate Messi-Cristiano es un debate equivocado porque son categorías distintas de jugador”.

Ahí está zanjado el asunto. Y pone, también, punto final a la ociosa comparación entre Maradona y Pelé, no solo porque estos jugaron en épocas distintas, sino, sobre todo, porque eran futbolistas con características muy diferentes.

De modo que quienes opinan a la ligera, olvidan que Cristiano es un excelente atleta que juega de maravilla al fútbol, y que Messi es en sí el fútbol mismo.

La comparación ha obligado a los amigos de Cristiano a afirmar que el portugués es el mejor, a sabiendas de que en el fondo falsean la realidad, porque Messi, lleve la camiseta del Barcelona o la de la selección argentina, fue elegido por los dioses para ser el fútbol mismo: es decir, Messi sabe, como si fuera un músico consagrado, cuando recurrir a un silencio, cuando a la improvisación, cuando al regate, cuando a la magia de invocar un recurso pero utilizar otro, y cuando, incluso, jugar al ausente.

Messi, como el buen poeta, músico o escritor, no sabría explicar lo que hace en la cancha: simplemente le sucede el fútbol; Cristiano, en cambio, podría llegar a ser un excelente comentarista.

De Messi es el arte; De Cristiano el músculo: uno y otro son válidos, pero es un sacrilegio capital compararlos.

Basta con mirarlo de reojo. Todo lo que Messi hace en la cancha es tan natural y tiene esa capacidad de imaginación tan desarrollada, que si hubiera sido novelita hubiera alcanzado las cuotas de bella y perfección del propio Gabriel García Márquez.

Así que Cappa hace muy bien en llamar la atención sobre la falsa, nimia e insustancial polémica, porque en el fútbol, como en la vida, el talento se nota a leguas.

_90123443_messi_back_afp

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here