Inicio Opinión El Placer del Texto Urge crear CE...

Urge crear CENTROS DE CONVERSACIÓN

Compartir

(SAN JOSÉ, COSTA RICA 06 DE FEBRERO, 2017-EL JORNAL). “Las grandes ciudades están llenas de solitarios” afirma el escritor y periodista español Vicente Verdú. Debió agregar que también las pequeñas ciudades, incluidas las rurales.

En la región Los Santos-Caraigres urgen CENTROS DE CONVERSACIÓN para diferentes sectores, pero en especial para ancianos.

Se les ve en los parques merodeando, en busca de encontrarse con alguien para conversar, para establecer un contacto humano y así aliviar su soledad y vacío.

No se requiere de mucho para abrir estos CENTROS DE CONVERSACIÓN: un café, unos panecillos y un espacio, que puede ser un salón comunal, un salón parroquial, o cualquier espacio con techo y que cuente con una persona que esté al tanto de que todo marcha bien.

Lo demás es dinámica sencilla y que alrededor de un café se entablen conversaciones de los temas  que quieran y para ello se requiere un único requisito: el respeto por la opinión del otro, por más distante que esté de la mía.

Los beneficios de una conversación son incalculables: hay contacto social, alivio psicológico y enriquecimiento de ideas. La conversación, desde los tiempos de Hipócrates, mejora la salud.
Los curas párrocos de Acosta, Aserrí, Desamparados, León Cortés, Tarrazú y Dota deberían de considerar esta idea y generar centros de conversación para favorecer a los grupos de ancianos, en especial, aunque los jóvenes no deberían excluirse aunque hagan casa aparte.

Los concejos municipales deberían, también, apropiarse de esta idea, y apoyar una iniciativa como la que les propongo en esta columna.

En una reciente entrevista con El País, el Papa Francisco insistía en la necesidad de la comunicación cara a cara e incluso iba más allá: destacaba la necesidad humana del contacto humano, para sentir la presencia del prójimo.

Los CENTROS DE CONVERSACIÓN son sencillos de instaurar, pues utilizan la infraestructura disponible y podrían beneficiar a sectores agobiados por la soledad y el vacío.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here