Un despertado...

Un despertador en el jardín

Compartir
El Chico Piojo se puede obserar en nuestros jardínes. (Foto Lisbeth Mora para EL JORNAL).

(SAN JOSÉ, COSTA RICA, 22 DE AGOSTO, 2016-EL JORNAL). Cuando nos quedamos en casa y podemos “Pajarear” en nuestro jardín, es muy apreciable poder ver las aves que a menudo se acercan, ya que tienen nuestro jardín como su lugar de búsqueda de alimento.

Dentro de la variedad de especies que podemos contemplar está el que conocemos popularmente como “Chico Piojo” o “Salta Piñuela”, se trata del Soterré Nuquirrufo (Campylorhynchus rufinucha), de la familia de los Troglodites, o Soterrés. De los 22 sorterrés que habitan en Costa Rica, este es el más grande y uno de los 11 que encontramos en Acosta.

De color café con manchas blancas sobre el dorso y blanco en el abdomen, una línea negra desde la base del pico hasta la nuca pasando por el ojo y una mancha rufa o rojo ladrillo sobre su nuca, en ambos sexos, característica que les da su nombre.

Se alimenta de insectos, arañas, abejones, cucarachas, hormigas y todo bicho que puedan encontrar entre las hojarascas, bejucadas y galerones de las casas. Suele ser muy osado, ya que se acerca a las casas y construcciones humanas en busca de alimento.

Anda en grupos familiares, interactuando entre ellos, emitiendo sonidos diversos y haciendo despliegues con sus plumas de la cola y alas. En nuestro jardín son de las primeras en levantarse, ya que, a tempranas horas de la mañana, 5 a.m., ya están rebuscando en las plantas del jardín y troncos de los árboles.

Son buenos despertadores naturales, ya que como son tan madrugadores, les gusta merodear por las casas y su constante sonido, nos levantan para poder admirar estas y otras especies que llegan al jardín.

Con un poco de cuidado, cultivando plantas que produzcan alimento para las aves y no utilizando insecticidas, podemos disfrutar de esta y muchas aves en nuestro jardín.

*Observador de aves.

aazeledonm@hotmail.com

 

Dejar una respuesta