Inicio Opinión Pajareando Halcón emigra...

Halcón emigra desde Estados Unidos hasta Acosta

Compartir

 

halcon-americano
Halcón americano fotografiado en El Dragón. Es una especie que por estos tiempos emigra del norte. (Foto Adilio Zeledón para EL JORNAL).

Disfrute de una columna en la que ampliará sus conocimientos sobre aves en Costa Rica, esta vez con una especie que nos vista desde el norte del continente

 

Por Adilio Zeledón*

(SAN JOSÉ, 25 DE NOVIEMBRE, 2016-EL JORNAL). En una salida a pajarear por las faldas del Dragón, ingresando por la Legua de los Naranjo, en compañía de asiduos fotógrafos de aves, ya que queríamos constatar la presencia de un ave en especial, pero nos tomó la sorpresa el observar un halcón no registrado para Acosta.

Perchado sobre unas ramas de Poró, observamos cómo un ave hacía salidas en vuelo con mucha destreza. Esto nos hizo prestarle mayor atención y con buena observación lo identificamos como un “Cernícalo Americano” o “Camaleón” (Falco sparverius), perteneciente a la familia de los Halcones, es un visitante de otoño, proveniente del Norte de América, desde inicios de setiembre hasta abril.

El Cernícalo es relativamente pequeño, el macho adulto tiene una coloración muy llamativa; café claro en su espalda con barras negras, pecho y abdomen menos café y con manchas pequeñas, la base de la cola y alas azul plomizo. La cabeza, con una coronilla azul plomizo, blanco y café con líneas negras que salen desde la base de la coronilla hacia el cuello. La hembra e ligeramente más grande que el macho, pero tiene ausente el azulado en las alas y la base de la cola.

Se alimenta de insectos, ratones, lagartijas y aves pequeñas.  Se percha en ramas expuestas y troncos de cercas en los potreros de las zonas altas. Lo hemos podido apreciar en las faldas de El Dragón, como en esta ocasión y en los potreros de Aguas Buenas.

Nos impresionó cuando lo divisamos perchado, sobre unas ramas de Poró, que intercambiaba constantemente, desde donde observaba todo su entorno, posiblemente en busca de su alimento, hacía salidas con vuelo acrobático, después regresaba a otra percha o la misma.

Estas aves son muy escasas en la migración y se tienen pocos registros de ellas, dichosamente en Acosta hacen su presencia. Durante la migración nos visitan muchas especies provenientes de Norteamérica y en menor cantidad del Sur.

*Observador de aves y columnista de EL JORNAL.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here