Inicio Opinión Pajareando El rugido del...

El rugido del león entre los árboles

Compartir
La lechuza es conocida también como "Ju de León", por sus extraños sonidos. (FOTO JUAN PABLO BADILLA PARA EL JORNAL).

 

(SAN JOSÉ, COSTA RICA, 17 DE MARZO, 2017-EL JORNAL). Generalmente para esta fecha solemos escuchar unos sonidos en horas de la noche como lamentos o quejidos. Algunos se los atribuyen a algún mamífero, como la Martilla, que anda entre ramas y bejucos y familia de los mapaches.

Nuestros abuelos, cuando se escuchaba este sonido, decían que era el “Ju de León” que andaba por ahí”.

Pues resulta que el “Ju de León” es nada más y nada menos que un Búho o Lechuza Café (Ciccaba virgata).

En todas las salidas a “Pajarear”, como se inicia a tempranas horas de la madrugada, esperamos poder observar alguna rapaz nocturna, pero por la oscuridad se pone difícil su observación y por ende tomarle algunas fotografías. Este reto lo hemos compartido, algo que es parte y que nos gusta de la observación de aves, ya que solamente quien cuenta con una cámara especial podría adquirir buenas fotos de ella y si logra ubicar al ave de interés.

El “Ju de León” se alimenta de insectos, roedores y culebras pequeñas. Macho y hembra son de color café oscuro con algunas barras blancas y negras sobre su espalda, pecho y abdomen. Alrededor de sus ojos tiene unos aros, como anteojos, de plumas finas color blanco. Sus garras y pico son fuerte y de punta afilada. Esta no tiene orejas, como otras de su familia.

Este es uno de los búhos más comunes, ya que su hábitat es muy variado, desde montañas, cafetales, áreas despejadas, jardines y zonas urbanas. De ahí la facilidad de poder escuchar los sonidos quejumbrosos que emiten cuando es época de apareamiento.

Con gran emoción, Juan Pablo Badilla me llama y me dice que tenía una sorpresa para mí, ya que pudo fotografiar este búho cerca de su casa en Chirraca. Estos días, en la luna llena, pudimos escuchar los quejidos de una de ellas. Amigos que se encontraban en la Vigía cerca del Tajo, me enviaron una grabación de este quejido, ya que es bastante lastimero y poco conocido.

Esta es una de las muchas sorpresas que nos brindan las aves, y que aunque sean sonidos poco usuales, no deja de ser una maravilla escucharlos.

 

*Observador de aves

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here