Inicio Deportes Basta de mira...

Basta de mirar

Compartir

DESDE LA CANCHA

Marvin Solano

Llegar a jugar en Primera División, jugar en la Selección Nacional, jugar en el exterior, ojalá en Europa. Quizás jugar en el Barcelona, Real Madrid, Ajax, Milán o Liverpool. Jugar a la par de las estrellas, hacer goles increíbles.

Un muchacho de Siquirres voló y pasó de los sueños a la realidad. Jugó un Mundial Juvenil en Egipto y lo nombraron como el mejor portero de ese torneo. Pero no se quedó ahí, hoy juega profesionalmente en Europa. Juega en una gran liga, como es la holandesa. Con el equipo líder y es titularísimo. La misma liga donde jugaron Ronaldo y Romario, la de la Naranja Mecánica, la de Cruyff y Neskens. La de Marco van Basten, Rud Gullit, Van Nistelroy, entre otras estrellas.

Sí, sí, como para frotarse los ojos y pellizcarse para ver si es cierto.

Sé que le quedan sueños pendientes, como el de jugar y ser titular en la Selección Mayor.

A mí me parece, que tiene méritos de sobra, pero yo no soy el seleccionador. Posiblemente este joven haya cometido algún error, pero los cometieron también jugadores nacionales que después integraron la Selección. Les dieron otra oportunidad, como a Maradona, Ronaldinho, Ronaldo y muchos más, quienes volvieron a tener otras oportunidades y volaron, para deleite del fútbol mundial.

En un país como el nuestro donde abunda la amplitud del serrucho y la estrechez de mente, quiizás no se le ha reconocido el verdadero mérito. No es banca, es titular, a cada rato impide goles, juega en Europa, se llama Esteban Alvarado. ¿Qué más?

Muchos jóvenes más también tendrán sueños de fútbol y quizás nunca llegarán. Pero podrán transformar esos sueños en sueños de vida y a partir de ahí, también poder volar.

Dos ejemplos más, Berny Scott ha demostrado una regularidad y una constancia bárbara, durante los últimos 3 años. Está en el mejor momento de su carrera, ataca, defiende, es veloz, tiene buena técnica, es hábil en el uno contra uno y tiene buen remate.

Nelson Monge es rápido, seguro en el corte y fino en el pase. De juego elegante e inteligente.

Ellos también sueñan con llegar a una Selección Mayor y jugar en un Mundial.

Nos dirán por ahí que los están mirando. Por si no los conocen, uno juega en San Carlos, el otro en Pérez Zeledón.

A veces hay que dejar de mirar y atreverse a dar una oportunidad.

Los invito a seguirme en mi página www.marvinsolano.com y en el facebook.com/marvinsolanodt

 

.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here