Inicio Opinión Pajareando Miles de gavi...

Miles de gavilanes en el cielo de Acosta

Compartir
Miles de Gavilanes captados a su paso por Guaitil de Acosta. (FOTO SILVIA ARIAS PARA EL JORNAL).

(SAN JOSÉ, COSTA RICA, 26 DE OCTUBRE, 2017-EL JORNAL). El 20 de octubre se observaron en el cielo de Acosta miles de gavilanes que hacían una larga travesía del Norte hacia el Sur, en un espectáculo extraordinario y único.

Con gran emoción, amigos, compañeros y lugareños, me cuentan y comparten fotos y videos, de un espectáculo inusual sobre las filas montañosas de Acosta, miles de gavilanes, se desplazaban sobre la fila Coyolar, en dirección de Norte a Sur.

 “Esto es algo maravilloso, nunca lo habíamos visto”, “¿Es común esto que está sucediendo?”, estas eran unas de las muchas expresiones que se hacían quienes veían tan excepcional fenómeno por primera vez.

Lo que se observaba es el fenómeno de la migración, un fenómeno mundial que se da cada año en varias especies de animales.  En el continente americano, uno de los más espectaculares y llamativos, es la migración de rapaces, donde miles de gavilanes, zopilotes y unos cientos de águilas, realizan una travesía desde el hemisferio Norte, a través del continente, hasta el hemisferio Sur, en grandes grupos juntos surcando el cielo.

La migración de otoño se da con el inicio de los fríos del Norte, a mediados de septiembre, y finaliza en marzo y principios de abril, donde emprenden el viaje de regreso.

Aquí en Acosta se había escuchado de este espectáculo, donde algunas personas comentaban que, a finales del año, desde La Vigía en La Escalera, se podía observar ciertos días grandes cantidades de gavilanes volando en dirección al Sur, sobre la fila del poblado de Coyolar, siguiendo la cuenca del Candelaria. También en unas ocasiones la hemos observado con grupos no tan numerosos sobre la fila Agua Buena.

Estos eventos de la naturaleza, que nos llenan de emoción, se dan gracias a que la ubicación de Acosta nos permite presenciar esta y otras acciones migratorias; como mariposas, reinitas y tangaras.

Acosta se encuentra ubicada en las primeras estribaciones, al noroeste, de la cordillera de Talamanca. 

A pesar de que hay registros de esta migración en Acosta, la observada este 20 de octubre fue superior a todas las anteriores, la cantidad de individuos fue sorprendente. De momento no tenemos explicación exacta del por qué de la inusual cantidad de gavilanes de este evento.

Esperemos que estos eventos se sigan dando y prestemos atención, para que podamos observar la maravilla que encierran las aves en la naturaleza. Aprendamos a conocerlas y a protegerlas.

 

El espectáculo de los gavilanes pocas veces se había observado en esa magnitud. (FOTO SILVIA ARIAS PARA EL JORNAL).

*Turismo ornitológico.

*El video fue realizado por Francisco Quesada para EL JORNAL.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here