Inicio Opinión El vergonzoso...

El vergonzoso estado del tramo Jorco-San Gabriel

Compartir

 

ENTRE PARÉNTESIS

New-José Edo
José Eduardo Mora, director de EL JORNAL

 

El tramo de carretera entre Jorco y San Gabriel de Aserrí, cuyo punto crítico alcanza hasta Los Mangos, es una muestra extraordinaria de la ineficiencia de las instituciones estatales y del Municipio de Aserrí que en la actualidad lidera la alcaldesa Marcela Marín.

Pese a que el paso es casi imposible, lo cual pone en riesgo a los conductores y a los peatones que circulan por dicho tramo, nadie, como suele suceder en esta Costa Rica de sonrisas y felicidad, parece ser responsable. Recursos de amparo han ido y venido y nada pasa. Tal vez falte un muertito para ver si aparecen los responsables de arreglar la nombrada carretera.

El año pasado, el 6 de junio, el propio municipio participó de un cierre de vías para presionar a la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) de donde saldrían los fondos para el arreglo, el cual supera los ¢200 millones, pero eso de nada sirvió.

De esa fecha al día de hoy, sobre el terreno no se ha avanzado un ápice y ello demuestra la falta de liderazgo de la alcaldesa Marín y de los empleados de esa área a su servicio.

Con qué cara van a ir a pedir un voto a los ciudadanos de Los Mangos y San Gabriel para el 2016, si los han tratado como ciudadanos de segunda o tercera categoría.

Podrán argumentarse mil razones y lanzarle la pelota a este o a aquel, pero una municipalidad plantada ya hubiera hecho un escándalo nacional, porque ese tramo es una vergüenza y una muestra de inefiencia absoluta.

En esta Costa Rica de politiquillos de quinta categoría, algunos casi analfabetos en su propio ámbito, ya los ciudadanos y los columnistas, como quien suscribe este espacio, estamos hartos de palabras, promesas, humo, e inconsistencias.

A veces me pregunto, no sin admitir cierta ingenuidad, cómo es posible que nuestras instituciones estén en manos de tanto incapaz, que ni siquiera un tramo de carretera pueden contribuir a arreglar.

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here