Inicio Cultura Casa de bahar...

Casa de bahareque de San Gabriel tiene daños estructurales según Patrimonio

Compartir
Ubicada en San Gabriel de Aserrí, esta es la única casa de dos pisos construida en bahareque de que se tiene registro en

Nuevos propietarios eliminarán baños, cuarto de pilas y cocina, construidas en 2005 con aporte del Centro de Patrimonio

(SAN JOSÉ, COSTA RICA, 12 DE ENERO, 2018-EL JORNAL). La única casa de bahareque de dos pisos de que se tiene registro en Costa Rica, que es patrimonio histórico y arquitectónico, presenta daños estructurales y requiere de una intervención inmediata, confirmó el Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio.

El inmueble, que data del período 1901-1950, se encuentra en el centro de San Gabriel de Aserrí, y fue inspeccionado el 5 de diciembre de 2017.

Llama la atención que tan solo 13 años después de que la casa, que perteneció por mucho tiempo a la familia Abarca, y fuera restaurada con una inversión por parte de Patrimonio de ¢12 millones, hoy presente daños estructurales.

Según supo EL JORNAL, los nuevos propietarios de la casa son Alcides y Jairo Ríos. Estos nuevos dueños eliminarían la cocina, la batería de baños y el cuarto de pilas, los cuales, precisamente, fueron construidos en 2005.

La casa antes de que se restaurara en 2005 y después de ello no ha sido habitada. Ante una consulta de este medio al Centro de Patrimonio, con base en la alerta de vecinos que temen que la casa puedan botarla de un momento a otro, esta fue la respuesta recibida.

“El pasado 5 de diciembre de 2017, un arquitecto y un ingeniero eléctrico de la Unidad de Patrimonio Histórico-Arquitectónico, hicieron un monitoreo para diagnosticar la edificación. La valoración de los profesionales concluyó que la casa de bahareque presenta daños en su estructura y, para poder obtener un resultado positivo en su conservación, es necesaria su intervención inmediata”.

La respuesta añade que “el dueño de la propiedad decidió iniciar con el proceso de restauración del inmueble según las indicaciones y recomendaciones otorgadas por el Centro de Patrimonio; por su parte, esta instancia brindará la asesoría técnica al propietario en todo el proceso”.

Como parte de esas acciones está el eliminar lo construido en 2005: “El propietario solicitó el permiso respectivo y el Centro de Patrimonio respondió afirmativamente en oficio del 18 de diciembre de 2017. Las obras autorizadas corresponden a la sustitución de vigas de madera en mal estado y a la demolición de baños y cocina que fueron posteriormente construidos anexos a la casa”

En la contestación, Patrimonio reitera que habrá supervisión  por su parte. Como en Costa Rica la ley 7555 es débil en cuanto a las responsabilidades para quienes destruyan un inmueble patrimonial como este, que fue declarado de interés histórico y arquitectónico el 7 de enero de 1999, algunos pobladores expresaron a EL JORNAL sus inquietudes y lo hicieron de forma anónima por temor a represalias.

La  construcción cuenta con siete aposentos, cuatro en el primer piso y tres en el segundo, y en su momento todo el techo fue de teja. En los primeros años del siglo XX el corredor interno fue utilizado para moler café y para  el ordeño de las vacas. El corredor daba a un patio de labranza en el que estaban los galerones, la troja y una huerta.

La casa tiene, además, un balcón, que permite observar con comodidad las actividades que se efectuaban en el centro de San Gabriel y es la única de bahareque de dos pisos que todavía permanece en pie en Costa Rica.

La casa presenta, según el Centro de Patrimonio, daños estructurales. (FOTO PROPIEDAD DE EL JORNAL).

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here