Compartir

 (SAN JOSÉ, COSTA RICA, 12 DE OCTUBRE DE 2017). Un desperfecto en el mástil de La Pinta, que junto con La Niña y La Santamaría, fue una de las embarcaciones con que Cristóbal Colón llegó a América el 12 de octubre de 1492, pudo salvar al almirante del desastre y su muerte.

Así lo cuenta Benito Fuentes, con base en un estudio de meteorología de la época, y que indica que de haber zarpado un mes antes, probablemente se hubiera topado con huracanes de tal magnitud que existían pocas opciones de que saliera con vida de la travesía.

De esta forma, comenta Fuentes, el azar pudo jugar un papel extraordinario en el descubrimiento de América.

Cierto es que de regreso a España, en febrero del 93, Colón se topó con una tempestad, que hizo que La Pinta acabara en Galicia y La Niña en Lisboa, pero con sus tripulantes a salvo.

De forma tal que la historia que ha vivido el continente pudo ser totalmente distinta, quizá sin la llegada en esos tiempos del hombre europeo a las tierras de los aborígenes, que luego fueron, en muchos casos, brutalmente asaltados por la fiebre del oro y las riquezas de los conquistadores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here