Inicio Deportes La primera gr...

La primera gran incongruencia de la llega de Floro a la Liga

Compartir

La Liga se equivoca al sentar a Floro en la gerencia y en el banquillo al mismo tiempo

 

(SAN JOSÉ, COSTA RICA, 27 DE DICIEMBRE 2016-EL JORNAL). Desde el anuncio de la llegada de Benito Floro a la Liga, hay una incongruencia que ha pasado sutilmente inadvertida, pero que puede convertirse en un ciclón con las primeras letras de cambio.

Floro, cuyo arribo al fútbol costarricense es una buena noticia en general, será gerente deportivo y entrenador de la Primera División al mismo tiempo, y aquí nace, a mi parecer, la primera gran contradicción y el primer gran error de ambas partes.

¿Tendrá Alajuelense la paciencia para sostener a su entrenador si los resultados no son los esperados en las primeras diez fechas, por ejemplo?

Mientras Floro reconstruye ligas menores y la gestión deportiva para establecer una identidad y reorientar el rumbo que los rojinegros perdieron hace tiempo–incluso habiendo ganado varios campeonatos en la era de Óscar Ramírez—¿contará la paciencia, el entendimiento y el respaldo de la dirigencia si esos resultados no acompañan al equipo?

Si de verdad Alajuelense, por su bien particular y general del fútbol costarricense, pretende un proyecto a lo grande con Floro, ¿por qué no lo dejó solo como gerente deportivo para que tuviera un punto de vista diferente al que tendrá sometiéndose semana a semana a un examen?

Si se mira de reojo al fútbol mundial, se notará que en los grandes clubes (Real Madrid, Barcelona, Manchester City yJuventus), no se da esa duplicidad de funciones, porque compromete el proceder de ese gestor.

En el caso de Alajuelense sería una lástima que por esa percepción equívoca pierdan la oportunidad de contar con un gran señor dentro y fuera de la cancha, como lo ha demostrado con su paso por Albacete, Real Madrid, Villarreal y la selección canadiense.

La Liga procuraba enviar el mensaje de que piensa en grande en la etapa que empieza con el presidente Fernando Ocampo, pero con la decisión de recargarle funciones a Floro, lo que queda claro es que todavía piensa como un equipo chico: de tercer mundo.

 *Periodista y escritor. Autor de La Gran Hazaña y Ganar con el corazón

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here