Inicio Emprendimiento Descubra la m...

Descubra la maravillosa Nicaragua

Compartir

 

Foto01-Bahía
Vista de Bahía de San Juan del Sur, en Nicaragua.

 

José Eduardo Mora

director@eljornalcr.com

(SAN JOSÉ, COSTA RICA, 02 DE NOVIEMBRE, 2015-EL JORNAL). Cuando se contempla la belleza de San Juan del Sur en un atardecer cualquiera, se empieza a desmoronar aquel mito que pintaba a Nicaragua con colores oscuros y grises, y salta sobre el terreno la belleza de un país que está a penas a siete horas de la capital de Costa Rica.

Entre el 24 y el 27 de septiembre acompañé a un grupo de periodistas y comunicadores a una gira turística por San Juan del Sur, Granada y Masaya, y la primera sensación fue la siguiente: “no tenía ni idea de lo que es esta maravillosa tierra”.

Alrededor de Nicaragua, no obstante, se tejen muchos mitos. En primer lugar, el viaje entre Costa Rica y San Juan del Sur, que dura aproximadamente siete horas, no es tan tedioso como en un principio puede pensarse, porque si lo hace, como fue nuestro caso, en el servicio ejecutivo de Transnica, entre dormir, leer y hablar, el tiempo vuela.

Y una vez que se ha pasado la frontera, se está a tan solo a 45 minutos de San Juan del Sur– que con su mar, su Cristo de la Misericordia, sus montañas, sus magníficos hoteles, y, sobre todo, su gente– es un lugar para quedarse por lo menos una semana, si se quiere arañar un matiz de su amplia riqueza.

En San Juan del Sur ha habido un desarrollo turístico impulsado por pequeños y medianos empresarios que tienen un total compromiso con su terruño, a diferencia de lo que suele suceder con las grandes cadenas de hoteles internacionales, afincadas en diferentes partes del mundo, y de lo que Guanacaste, sin ir más lejos, es un triste ejemplo.

Al tener ese arraigo, los empresarios son los primeros en preocuparse por la seguridad de los turistas, y tras unas horas y con los cuidados debidos, ya nos paseábamos por sus calles con mayor confianza que en las nuestras, y lo mismo hicimos en Granada y Masaya.

La seguridad, en efecto, es uno de los puntos fuertes de Nicaragua en la actualidad y esa garantía la tienen muy presente los empresarios de ese país.

Otro de los elementos a destacar es que los precios en Nicaragua son asequibles e incomparables con los que se cobran en nuestra propia Costa Rica.

Las diferencias, por las razones que sean, son abismales, por lo que Nicaragua se constituye en un destino con una oferta turística variada, de altura y con precios muy por debajo de lo que se cobra en nuestro país.

CALOR HUMANO

El otro mito extendido es que entre costarricenses y nicaragüenses hay tal rivalidad que no nos soportamos: falso.

El nicaragüense es cálido y atento, y no es una atención exclusiva al turista, como podría pensarse, sino que ese comportamiento forma parte de su idiosincrasia. Entonces, con un clima agradable, unas gentes dispuestas a ganarse el cariño de sus visitantes de turno y una comida espectacular, el país, poco a poco, ante nuestros ojos, fue adquiriendo nuevos matices, y aquella sentencia de quien nos previno de que cómo íbamos a viajar a un país sin atributos, se transformaba en un paisaje multicolor, cuyo único lamento es que los días se volverían escasos e insuficientes.

Y al lado de los ya citados elementos positivos, está un elemento que sería imperdonable pasar por alto: la variada y rica cultura de los nicaragüenses.

Su música, su historia precolombina y actual completan ese paisaje de país con el que nos encontramos, en el que, desde luego, la pobreza, y la necesidad de un mayor desarrollo en ciertos campos son temas pendientes, y que necesariamente tendrán que mejorar.

CAMINANDO POR GRANADA

Fundada el 8 de diciembre de 1524, por Francisco Hernández de Córdoba, Granada es una de las ciudades más antiguas de América, lo que la convierte, con su arquitectura colonial, en un lugar infaltable en un viaje a Nicaragua.

Como lo anuncia una de las guías turísticas del ministerio del ramo, solo el “corredor sacro” de Granada constituye una maravillosa oportunidad para un recorrido único.

En ese “tour” destacan iglesias como la de Guadalupe (construida a principios del siglo XVII); la de la Merced (de 1781 y construida en tiempos del rey de España Felipe II); la iglesia y convento de San Francisco (fundado en 1529 por Fray Toribio Benavente Motilina); y la de Xalteva (construida a principios del XVII y reconstruida en 1890).

Usted se podrá topar, también, con la Capilla de María Auxiliadora, de estilo gótico y la Casa de los Leones, cuyo portal fue finalizado en 1809.

EN LAS ISLETAS DEL GRAN LAGO

El viaje por las isletas, en el Lago de Nicaragua, no puede faltar, inclusive para aquellos, como el autor de esta crónica, que nos definimos como “marineros en tierra firme”.

En este viaje, el Hotel Granada, propiedad del costarricense Carlos Campos, nos permitió inaugurar su centro de convenciones.

La experiencia es sencillamente espectacular: en medio de ese “océano de agua dulce” está enclavada una construcción para contemplar y disfrutar de esa magia de la naturaleza.

Para tener una idea de cómo están avanzando en la promoción del turismo en ese país, una semana después de nuestra visita al centro de convenciones del Hotel Granada, una delegación del Banco Mundial clausuró ahí su reunión anual.

EL VOLCÁN REBELDE

 Subir a los alrededores del volcán Masaya no debería tampoco faltar en un viaje a Nicaragua, dado que este es uno de los colosos más singulares de Centroamérica.

Su imponente figura, sus montañas a su alrededor y ese aire mítico que todo volcán encierra, complementaron un viaje cuyo principal descubrimiento fue derribar mitos y el encontrarnos con un pueblo amable, cálido, inteligente y luchador.

Como lo dijo Octavio Guerrero, nuestro guía desde que arribamos a San Juan del Sur: “Nicaragua es infinita, y una vez que se viene a ella no se puede dejar de volver, porque siempre hay algo por descubrir”.

Y en ese marco, a lo lejos se escuchan los ecos de la música de Carlos Mejía Godoy y Los Palacagüina, que definen, con ese folclorismo sin par, el alma de una nación que es nuestra vecina y que está tan cerca que sería un sinsentido no disfrutarla.

Nicaragua, es, en definitiva, un destino para gozar y descubrir, y tan cerca de nuestro país, que ya estamos alistando nuestro próximo viaje.

Foto06-Catedral desde la merced
Parte de la ciuad colonial de Granada.

Para información sobre los distintos paquetes a Nicaragua llamar:

Nicaragua

 Busque la información completa en nuestro suplemento impreso, en la edición 102 de

EL JORNAL.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here