Inicio Emprendimiento Una madre mar...

Una madre maratonista

Compartir

 Segunda de varias entregas sobre madres de nuestra zona

Corre a diario y dice que no cambia esta práctica por nada del mundo

(Acosta, 27 de julio, 2012). A las 4:30 a.m. siempre está en pie y lista para comenzar la carrera del día. Hace entre cinco y diez kilómetros todos los días de la semana.

Ella es Jenny Chavarría, una jorqueña que vive en Las Tres Marías desde hace 30 años, y quien un día decidió que iba a probar suerte en el atletismo.

Fue una decisión que le cambió la vida y hoy, 15 años después, y a sus 61 años, dice que su salud es inmejorable y ello se lo debe en gran parte a su espíritu deportivo.

Madre de tres hijos –Jenny, Ericka y Juan Diego—doña Jenny le confesó a El Jornal que la culpa de que ella corra es de Carlos El Macho Zamora y Ronny Valverde.

“Yo veía que El Macho Zamora andaba en esas competencias y también Ronny Valverde y me dije, si ellos pueden, yo también”.

Y así fue como un día se inscribió en una carrera entre San José y Aserrí, y el primer objetivo era arribar a la meta sin mayores contratiempos. La sorpresa que se llevó fue que se sintió muy bien, y ocupó el primer lugar entre las mujeres, y llegó muy cerca de El “Macho Zamora” y de Valverde.

“Me di cuenta de que yo podía, aunque reconozco que al principio tenía temor de no lograrlo. Hoy para mí correr es parte de mi vida”.

En su registro contabiliza seis maratones y se prepara para correr en diciembre la Maratón Internacional de 42, 5 kilómetros.

A veces se alista y se enrumba hacia Tarbaca y Acosta y de ahí hasta Chirraca, donde se toma un cafecito con una amiga y hace por lo menos la media maratón.

Gracias a su disciplina y constancia, doña Jenny, quien es la presidenta del Comité de Educación de Coopeaserrí, no sabe lo que es tener problemas con el colesterol, los triglicéridos, la diabetes o enfermedades que tengan alguna relación con la falta de ejercicio y la mala alimentación.

 

INFANCIA

Su infancia la pasó en Vuelta de Jorco de Aserrí, donde está asentada su familia. Por eso dice que el encanta el paisaje de Jorco e ir a pasear por la zona. Aclara que lo hace cuando le queda tiempo, porque con sus cuatro nietos, su atletismo y otras responsabilidades, tiene que organizarse mucho para cumplir con sus deberes.

Y es que quienes conocen a doña Jenny, según nos contaron, se le puede identificar sin ni siquiera verla, de una forma muy fáci. Cuando usted oiga una voz que dice: “Jale, vago”, tenga por seguro que es ella.

Y acto seguido aclaran que no es porque a doña Jenny le guste ofender a sus prójimos, sino que esa es una forma de decirle a la gente que hay que ser y estar activo, y que hay que aprovechar el tiempo.

De modo que el atletismo y ese “jale, vago” son dos formas de empezar a conocer a esta madre aserriceña, que encontró en el deporte una ventana maravillosa para cuidar su salud y divertirse de forma sana.

Las vueltas que da la vida, todo empezó porque “yo, la verdad, me piqué, por qué lo voy a ocultar. Me piqué de que El Macho Zamora corriera y yo no”.

 

Jenny Chavarría, a sus 61 años, se prepara para la séptima maratón en su vida.

 

 

.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here