Inicio Emprendimiento Ticos desafía...

Ticos desafían modelos políticos

Compartir

 

  

Rafael Ugalde Quirós*
Rafael Ugalde Quirós*

rafaelangelu@yahoo.com

 ANÁLISIS

(SAN JOSÉ, 03 DE FEBRERO, 2013 ). Cuando la noche del 2 de febrero el presidente del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), Luis Antonio Sobrado, anunció ante innumerables delegados internacionales los resultados los primeros resultados de las elecciones, afloraba de nuevo el fantasma del abstencionismo.

La fe  esa noche del TSE,  al dar por iniciado el escrutinio de las 6515 juntas receptoras de votos, era que los costarricenses no pasarían al Tribunal  la factura  por la inequidad respecto a ocho partidos políticos desconocidos por los medios de comunicación; que las casas encuestadoras son de “santa ´palabra” y que la “guerra fría”, en pleno siglo XXI, aún servían con fines electoreros.

Todo se le derrumbó al  Tribunal. Datos oficiales  dados a conocer  con el 87% de las mesas  escrutadas registran un 31.66 %, en contraste con el 31.03 % de votos alcanzado por Luis Guillermo Solís del Partido Acción Ciudadana (PAC) y  el 29.55 % por Jhonny Araya, del oficialista Partido Liberación Nacional (PLN).

Este triunfo inobjetable  del abstencionismo obliga al TSE a replantear nuevas estrategias a futuro, tendiente a incluir a distintos participantes,  en  una sociedad costarricense sumamente  conservadora, introvertida, pero  innegablemente abanderada de la equidad  y nada al margen de lo que ocurre a su alrededor.

 

CORTANDO LA RAMA

La nueva disputa por la casa presidencial el próximo 6 de abril entre dos  visiones “socialdemócratas” – Araya visto como el continuismo y Solís, expresidente del PLN, quien  se sacude de errores del partido donde nació-, muestra claramente que amplios sectores del llamado “liberacionismo” cobraron al gobierno de Laura Chinchilla la inequidad social de veinte años de programas neoliberales, la corrupción  y la concentración de la riqueza en unos cuantos multimillonarios.

No es que el dirigente del PAC intente desconocer los tratados de libre comercio que tiene en la quiebra a pequeños y medianos comerciantes y  productores nacionales, sino de lo que se trata, según dijo durante la campaña electoral, es de fortalecer lo que bien funciona y ajustar lo que está mal, a fin de cerrar la angustiosa brecha social.

Sin embargo, el mayor reto del PAC consistiría en rescatar la política como servicio a los demás y revertir la constante en estos últimos cincuenta años de que quien se alza con el poder es para servirse de él al menos cuatro años .

 Araya pareciera  estar claro de por dónde va  esta procesión, pues en su discurso de aceptación de la segunda ronda el 6 de abril enfatizó en “los retos de un  nuevo Liberación Nacional”.

Si bien Araya en esa alocución pasó de largo sobre los errores atribuidos a su equipo de campaña en la primera vuelta, es indudable que las estadísticas demuestran que él y su otro contrincante del Movimiento Libertario, Otto Guevara, lejos de traerse los votos de supuestos “demócratas” temerosos por “los comunistas”, “los chavistas”  y “bolivarianos” etc., lograron que el péndulo se moviese al centro de la derecha y no más hacia ellos.

La caída de Araya a  un 31% de los votos, cuando las encuestas lo colocaron arriba  de  36% ante de que arreciara su campaña pro guerra fría, es a todas luces estrepitosa.

En tanto la abrupta reducción de la presencia de los “libertarios” en la Asamblea Legislativa, no es otra cosa que su  mayor descalabro electoral en 15 años de existencia, en contraste con el ascenso parlamentario del izquierdista Frente Amplio.

Pero la futura  integración de la Asamblea Legislativa por  “antiabortistas”, socialcristianos, socialdemócratas, socialistas y prodiscapacitados,  refleja dos variaciones políticas de los costarricenses: 1) que el  poder de ejecutar ya no está en la casa presidencial y 2) que apuestan a un sistema parlamentarista de facto, sui géneris,  que nada tenga que ver con modelos importados.

Un parlamentarismo no escrito ni con las repugnantes formalidades europeizantes, sino simple y práctico,  donde todos expongan sus ideas y no necesariamente las maquinarias mayoritarias aplasten a las minorías.

Apostaron, pues,  por una Asamblea  transparente y abierta al debate de ideas para luego obtener consensos; al revés de lo que hacen los “padres de la patria”. Ojalá lean los signos de los tiempos.

Periodista, abogado y notario UCR

PAC-Jorco
El PAC se mostró fuerte en las zonas urbanas, no tanto así en las áreas costeras. Aquí sus partidarios en Jorco de Aserrí.

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here