Inicio Opinión Las comunidad...

Las comunidades de base en la Teología de la Liberación

Compartir

Screen Shot 2013-07-10 at 09.15.38

(SAN JOSÉ, 10 DE JULIO, 2013). En América Latina y en especial en Brasil, a raíz de el crecimiento de la Teología de la Liberación, se comenzaron a desarrollar las famosas “Comunidades eclesiales de base”, en las que seglares apoyados en muchas ocasiones por sacerdotes o religiosos  crearon una religiosidad a partir de la realidad de cada comunidad, e inclusive canciones que interpretaban muy bien el sentir del pueblo y para animar las misas.

 Un ejemplo vivo de esto fue la creación de la misa campesina nicaragüense, que apoyada por el  sacerdote y seguidor de esta  teología, el padre y poeta Ernesto Cardenal, se cantaba a toda voz desde las montañas de Solentiname (Nicaragua) y hoy sigue siendo interpretada en varios países latinoamericanos.

Aterrizando en nuestro cantón de Acosta, me quiero referir a una experiencia muy agradable que tuve la oportunidad de vivir al lado del sacerdote Walter Aguilar, quien aplicó un método del famoso teólogo y sociólogo Paulo Freire (brasileño), el cual consistía en motivar a campesinos a través de imágenes cuestionadoras y frases claves para que ellos a partir de este método pudieran hablar y razonar sobre aspectos sociales,  religiosos y políticos de esa época.

Esto  Aguilar lo empleó en varias comunidades de Acosta y Aserrí, pero yo tuve la dicha de experimentarlo en la comunidad de Tablazo, donde era un gusto escuchar a campesinos hablando sobre temas diversos como verdaderos expertos. De aquí surgieron varios hombres y mujeres que hasta el día de hoy, y apoyados por otras iniciativas, siguen siendo personas con una gran visión del mundo y de la comunidad.

Entre ellos están Evelio Granados y su hermana escritora  Isabel y Leonardo, que fue cofundador de Coopeacosta, estos son hijos del recordado y gran hombre don Juan Granados.   

Otros sacerdotes que también tuvieron mucha participación en esta nueva teología fueron el Padre Orlando Navarro, cura de San Gabriel y muy amigo del padre Alfonso Quirós. El Padre Carlos Muñoz, conocido como Melico, el padre Pocha (qddg) gran predicador y seguidor de la teología de San Pablo.

Mención aparte merece, por todo lo que hizo y cuestionó,  el padre Alfonso Quirós, quien fue un sacerdote muy comprometido con todo lo que tenía que ver con la teología nueva y en este caso con la Teología de la Liberación, su actuar, sus denuncias y su organización fueron todo un ejemplo de un cura comprometido con los más necesitados y desposeídos de nuestra tierra.

Nunca cayó nada , por esos fue cuestionado por personas que tenían  sus privilegios, pero amado por las grandes mayorías, sobre todo de las comunidades más alejadas. Por ellos dio hasta la última gota de sudor y por ellos aligeró su fatal enfermedad que lo llevó a la resurrección final.

Si Dios nos permite en la próxima entrega de nuestro periódico EL JORNAL, voy a hacer referencia sobre la visita al país del gran Teólogo Leonardo Boff y su alocución sobre la llegada al mundo católico del nuevo Papa Francisco. Hasta la próxima.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here