Inicio Opinión Ganadores

Ganadores

Compartir

 

DESDE LA CANCHA

Marvin Solano


(San José, 9 de agosto, 2012, 11:45 a.m.) Por estos días más de uno aparte de rasgarse las vestiduras critican fuertemente a los atletas costarricenses que participaron en los Juegos Olímpicos de Londres. Tildan con mayúscula de fracasados a los atletas ticos.

¿Se le puede llamar fracaso a no poder ganar frente a los mejores del mundo?

¿Se le puede llamar fracaso a muchachas y muchachos como Gabriela Traña, Nery Brenes, Leonardo Chacón y demás compañeros, quienes durante años han cultivado un sueño? Y en la soledad día a día durante largas horas realizan sesiones fuertísimas en busca de ese objetivo. Entrenamientos en los que día a día hay que vencerse a sí mismo y cuando el cuerpo dice no, la mente y el entrenador le dicen que sí.

Tendrán quienes critican lo que es la preparación para correr los 400 metros. Una de las pruebas más fuertes y desgastantes en el ámbito mundial. Son horas intensas, con muchas repeticiones, con el corazón a punto de explotar y las piernas que ya no dan más. Todo en busca de mejorar una centésima de segundo. Y si esto es agotador, también lo es la preparación para recorrer más de 42 kilómetros en una maratón, sencillamente la preparación es tremenda.

Lo de Leonardo Chacón sobrepasa los niveles del esfuerzo humano, natación, ciclismo y atletismo, todo en una sola prueba. Largas jornadas de preparación, de sol y lluvia, de agotamiento, y de llegar a los límites de las resistencia humana. Y así, todos los demás atletas.

Países con condiciones económicas, de infraestructura y preparación inmensamente superiores a nuestro país, no ganaron hasta ahora medallas, y algunos muy pocas; por ejemplo, una potencia como Japón tiene 4, Argentina 1 de bronce, Canadá 1, Bélgica 0, México 0 de oro, entre otros.

Con base en esta visión probablemente los que así piensan llamarán a Franklin Chang fracasado, porque no llegó a la Luna ni a Marte, y a Jorge Luis Borges o Antonio Machado fracasados porque no obtuvieron el Premio Nobel de Literatura.

Si hipotéticamente existiese una Olimpiada en cada una de las actividades de estos críticos, ¿estarían seguros de que serían los primeros? ¿Ganarían medallas de oro? ¿Estarían entre los primeros 100 o entre los primeros 1000, o al menos entre los primeros 100.000 de todo el planeta?

Mi admiración y respeto para los que luchan cada día en busca de sus sueños. Para mí, son ganadores.  

 

Los invito a seguirme en mi página www.marvinsolano.com y en el facebook.com/marvinsolanodt

.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here