Inicio Realidad Local Fallece Manue...

Fallece Manuel Platos, gran dirigente del deporte de Acosta

Compartir

SUS FUNERALES SERÁN MAÑANA A LAS 11:30 EN LA IGLESIA DE SAN IGNACIO DE ACOSTA

Manuel Durán, conocido como Manuel Platos, falleció hoy en el Hospital Calderón Guardia, a sus 62 años.

(SAN JOSÉ, COSTA RICA, 25 DE MARZO, 2017-EL JORNAL). El dirigente acosteño Manuel Durán, conocido cariñosamente como Manuel Platos,  falleció hoy, 25 de marzo, en el Hospital Calderón Guardia, a consecuencia de complicaciones tras haber recibido un transplante de riñón hace seis meses, informó su familia a EL JORNAL.

Sus funerales serán mañana en la iglesia de San Ignacio de Acosta a las 11:30 a.m. y su cuerpo será velado hoy en su casa de habitación en Barrio María Auxiliadora.

Hace cuatro meses, Manuel superó una operación de riñón y estaba de nuevo en la palestra: tanto en el ámbito del fútbol como en la política, no obstante, debió ser hospitalizado varias veces por la situación puntualizada.

Padre de dos hijas y casado con Maruja Campos, Manuel fue muy querido en Acosta, gracias a su actitud siempre sencilla y por ser directo para decirle las cosas, sin importar quién estuviera al frente.

Gran dirigente del Barrio Abarca, el club más importante de Acosta, del que fue su entrenador por muchos años. También se recuerda mucho el juvenil de dicho equipo que Manuel manejó y del que salieron grandes futbolistas.

Liguista de corazón, pero siempre crítico con su equipo rojinegro, uno de sus últimos deseos, según se lo comentó al periodista José Eduardo Mora, era que este lo acompañara a Cartago para saludar y hacerle una entrevista a Juan Luis Hernández Fuertes, el conocido entrenador español al que Platos admiraba y que por años dirigió al Cartaginés.

Entre sus diferentes facetas, Manuel incursionó en la televisión local con el programa de Deportes 53, que transmitía todos los martes a partir de las 7:30 p.m. y que, gracias a su presencia, tenía una muy buena audiencia.

Lo distinguía su calidad humana, y su constante humor: esa sonrisa entre pícara ymaliciosa era un sello de la casa, y nadie le arrebataba esa distinción a Platos.

Su muerte deja un enorme vacío en muchas generaciones que lo conocieron y lo quisieron, y para el deporte de Acosta es una pérdida irreparable.

Sobre su funeral se les informará en el transcurso del día.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here