Aserrí: agobi...

Aserrí: agobiado por la falta de agua y seguridad

Compartir

(SAN JOSÉ, COSTA RICA, 17 DE OCTUBRE, 2016-EL JORNAL). Había una vez un cantón llamado Aserrí que en otros tiempos se conoció por la tradición del tamal y por la leyenda de la piedra. Hoy es primera plana en los periódicos y gran novedad en los telenoticieros porque “no tiene agua ni en invierno ni en verano” y porque los asesinatos por enfrentamiento de pandillas han causado más de 10 muertos en menos de dos meses.

Aquel cantón tranquilo, con olor a cafetal, de gentes sencillas que se ganaban la vida sembrando la tierra solo es un recuerdo entre los más “viejos”, porque la modernidad arrasó con aquellos aires campesinos.

En ese contexto, el exacalde Mario Morales, pone el grito al cielo y asegura que los asaltos se suceden a todas horas: “sé de gente a la que han asaltado a las cinco de la mañana”. “El tema va más allá del sicariato. Tiene que ver con problema de inseguridad general”.

En su opinión, el municipio debe asumir un mayor protagonismo en el tema, y exigir al gobierno mayores garantías y respaldos.

“El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS) deben hacer un mayor trabajo de inteligencia”.

Por su parte, Olman Álvarez, vicepresidente del concejo municipal, expresó que desde el municipio han hecho gestiones con la Fuerza Pública, tanto en el ámbito gubernamental como local, al tiempo que reconoció que el tema de la inseguridad afecta no solo al distrito central, sino también a lugares como Vuelta de Jorco, San Gabriel, Monterrey y otros como Poás.

Para Morales la inseguridad, unidad al problema del agua, hace que Aserrí pierda todo atractivo para las inversiones. “Si alguien quisiera abrir hoy una pulpería, habría que darle un premio, afirmó”.

Se intentó contactar al alcalde Oldemar García para ampliar este tema, pero no fue posible localizarlo en su teléfono celular.

García había afirmado a EL JORNAL que faltaban miembros de la Fuerza Pública para generar una mayor vigilancia y que incluso llegaron a plantearse la posibilidad de crear la policía municipal.

“El comercio, el valor de las propiedades todo está afectado. Aserrí va en picada. Sé que el alcalde tiene la capacidad para que el Municipio reaccione a esta situación, pero se necesita una respuesta más enérgica para que el Gobierno tome las medidas del caso”, dijo Morales.

Había una vez, sí, un cantón llamado Aserrí, que se conocía por las tradiciones, por la amabilidad y la sencillez de sus gentes, y que hoy es noticia por las balaceras, por los cadáveres en la calle y por sufrir un caos en su seguridad.

Ancianos01
El parque de Aserrí en las madrugadas es un hervidero de droga, aseguran ciudadanos de este cantón. (Foto con fines ilustrativos).

 

Dejar una respuesta